martes, 9 de noviembre de 2010

Crónica del Festival de Cobeña
de Country & Bluegrass

(Publicado en Soy Country, 16-5-10)

Escasa asistencia de aficionados al country

Ya me lo habían advertido el año pasado, ocasión en la que no pude ir por compromisos personales ineludibles, la baja asistencia de los aficionados al country & western a este evento. Y este año se ha vuelto a repetir la jugada. Porque frente a 500 o más moteros de otro evento habría unos 30-40 aficionados a la música country, de los cuales, el 95% eran amigos o familia. El festival de entrada libre y gratuita coincide con una celebración motera, la Motopanzetada de Cobeña, que salvó de nuevo la asistencia a esta celebración.

Estamos en las mismas, la de siempre, somos el espíritu de la contradicción. Nos quejamos de que no hay actuaciones en directo, que no vienen estrellas de fuera, que no se escucha música country, lloramos y balamos, pero cuando se celebra un festival que con la ayuda de todos puede seguir creciendo y cristalizar en grandes fichajes de fuera, no asistimos masivamente. Se nos va la fuerza por la boca. Nos pierden la vagancia, el cainismo, el enfrentamiento, las disputas, los egocentrismos, los grupitos, las envidias, la mala leche, el envenenamiento, los bandos o por el interés te quiero Andrés... pero a la hora de arrimar el hombro, mutis por el foro.

Tenemos lo que nos merecemos en Madrid y Barcelona. Llevamos tanto tiempo viviendo en este pesismismo crónico, esta absurda fibromialgia que nos tiene paralizado el cuerpo y hasta el cerebro. Nos sentimos cómodos en nuestra indolencia. Todos sabemos que hay muchos aficionados a la música country. Si, pero ¿dónde están cuando el country en directo les llama?

En cuanto a las actuaciones en si tocaron 5 interesantes bandas: Autopista 6 de bluegrass, los Cold Hearts -folk-grass, en palabras del mandolinista Pedro López-, Rosa de Cimarrón de country y bluegrass -con Eduardo Manzanera al frente-, Nebraska y Stray Bullets de country-rock.

Autopista 6, con eficacia y virtuosismo, nos deleitó con grandes temas de bluegrass.

Los Cold Hearts adelantaron algunas claves de su nuevo disco que, como me comentó, Robin Gravina, su líder, comienzan a grabar en junio y cuenta con material original. Interesante grupo de ingleses residentes en España.

Rosa de Cimarrón, una banda formada hace dos meses sonaba extraordinariamente bien teniendo en cuenta el poco tiempo que llevan juntos, con el interés añadido de cantar letras en español. Una agradable sorpresa.

Nebraska abusó de temas de Secretos, Eagles y demás... No tengo nada contra estos grupos, ni contra Nebraska, que tenían ganas de agradar, pero el country es otra cosa y tan inmenso, si no tienes gran variedad de temas propios, como para tocar otro repertorio más apropiado en una jornada country como esta.

Stray Bullets son una banda sólida de Guadalajara que, en sus propias palabras, tocaban country rock. Buen trabajo.

Mis felicitaciones personales a Eduardo Manzanera que, con los limitados medios disponibles en un pueblo cercano a Madrid, y un derroche de ilusión, ha conseguido hacer realidad que 5 grupos de country y bluegrass se suban a un escenario y toquen música americana original. Un fantástico logro, un bonito festival y una jornada estupenda que muchos aficionados country, demasiados, se perdieron. Se impone un exámen de conciencia o, al menos, una reflexión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gira española de The Country Side of Harmonica Sam: "¡Traed vuestros zapatos de baile!

Entrevistamos a Harmonica Sam, el frontman de la banda sueca The Country Side of Harmonica Sam, a unos días del comienzo de su gira español...