viernes, 31 de marzo de 2017

The Palomino Club, North Hollywood, Los Ángeles. Un club de leyenda.

Auge y ocaso del country californiano


¿Qué ha ocurrido en California en los últimos años?, ¿dónde han quedado los barn dances de los años 30 y 40?, ¿dónde quedó el Bakersfield Sound de los 60 y 70?, y ¿el country alternativo de los 80 y 90?. En este artículo intentaremos clarificar la evolución de la música country californiana desde los años 30 a la actualidad.
Los orígenes de la música country en California.

De los singing cowboys al western swing.

La Gran Depresión tras el crack del 29 causó el caos en la mayor parte de la nación americana. En la Texas rural y en Oklahoma el empobrecimiento comenzó cuando sus efectos eran más devastadores en el resto del país tras el hundimiento de las bolsas. La fichas del dominó cayeron de su lado. A esta catastrófica situación se sumaron diversas tormentas de polvo que destruyeron innumerables granjas, así que miles de personas de Texas y Oklahoma tuvieron que hacer frente al hambre, y tuvieron que emigrar al oeste. Este evento inspiró a John Steinbeck para escribir el famoso clásico "Las Uvas de la Ira". 



La música country no fue ajena a esta tragedia y, a raíz de ella, surgió otra de las mecas de la música country: California, el “Golden State”, música de raíces procedente de la fusión de las baladas angloceltas traida previamente por los emigrantes sureños de la fiebre del oro con la música propiamente “country” importada por los emigrantes okies y sureños (Oklahoma, Texas, Arkansas y Louisianna principalmente) en la Gran Depresión. De forma que llegó a ser conocida despectivamente como “Okie music”. Y más tarde como West Coast Country o Bakersfield Sound para identificar el estilo concreto nacido en la ciudad californiana de Bakersfield.

Con el auge del cine western y las producciones del Hollywood de los años 30 con los "singing cowboys" como Gene Autry, Roy Rogers, Tex Ritter, Rex Allen y, especialmente, a Ken Maynard, que realmente fue el singing cowboy que grabó por primera vez, el género musical western se asoció rápidamente al country siendo conocido durante muchos años como country & western, inflamando todo el sur y las zonas rurales de Estados Unidos y tierras tan lejanas como Nueva Zelanda y Australia a través del pionero Tex Morton.

Una de las canciones más conocidas de Gene Autry es "Mexicali Rose" que más tarde adoptase como suya otro grande de la canción Jerry Lee Lewis:


El fenómeno de las big bands swing también caló en la música country que mezclado a la perfección con el western creó el western swing (además de otras influencias como polka, dixieland, folk, blues, etc), con artistas de la talla de Bob Wills, Spade Cooley, Milton Brown, Jimmy Wakely… siendo su época dorada en los años 40, y uno de sus centros más activos la costa oeste con salones de baile míticos como Los Angeles County Barn Dance en Venice, el Pier Ballroom, el Town Hall Ballroom en Compton, el Plantation en Culver City, el Baldwin Park Ballroom o el Riverside Rancho en Burbank, Southern California.

Curiosamente ya por entonces la polémica sobre la música vs baile estaba servida. Pero el western swing arrasaba en California y Bob Wills llegó a tocar tres noches seguidas en Los Ángeles Country Barn Dance para unas 15.000 personas por noche y no eran extraños los bailes en los que había unas 10.000 personas. Con suerte podías aspirar a entrar un miércoles…






Era la época del San Antonio Rose de Bob Wills, Pistol Packin´ Mama de Al Dexter, Shame, Shame On You de Spade Cooley, Smoke, Smoke Smoke de Tex Williams...



Tras la segunda guerra mundial, y aunque siguieron los éxitos western swing como Oklahoma Hills, canción de Woody Guthrie que su primo Jack mejoró y lanzó al éxito, el gobierno federal gravó con un 30% de impuesto los locales de baile lo que unido al auge del jukebox contribuyó al fin del apogeo del western swing y la música en vivo con el cartel de “No Dancing Allowed” (No se permite bailar) de muchos honky tonks. Sumado a otros impuestos era casi imposible sostener el baile y mucho menos los maxilocales de antaño.



Nace The Palomino Club en North Hollywood

Sin embargo en 1949, ya con los impuestos bajados al 20 % se abrió el Palomino Club de Hank Penny y Armand Gautier, que si bien no ofrecía country todas las noches, era uno de los focos sociales de North Hollywood. Bob Wills fue el primer artista en tocar en el nuevo club dirigido por Penny y Gauthier.

Hank Penny (1918-1992) y sus Radio Cowboys son el ejemplo perfecto de esa fusión entre country y jazz que se dio en llamar western swing. Si bien nunca llegó a alcanzar la popularidad de Bob Wills o Spade Cooley, Penny tenía una idea muy clara de cómo quería que su música sonase, dando siempre la oportunidad a sus músicos de demostrar sus habilidades instrumentales. Los Radio Cowboys eran conocidos por la frescura y los toques jazzísticos de su música, y además, Penny tenía una preferencia especial por las canciones con letras divertidas y picantes como "Let Me Play with Your Poodle" o "The Freckle Song".

Sus bandas sirvieron siempre como plataformas de lanzamiento para grandes instrumentistas del western swing como Noel Boggs, Louie Innis, Roy Lanham, Speedy West o Joaquin Murphey. En el momento en que inició su aventura al frente del Palomino, Penny había construido ya una sólida reputación merced a sus apariciones en la radio y en la televisión y a grandes grabaciones como "Flamin' Mamie" o "Won't You Ride in My Little Red Wagon".

Por aquel entonces comenzaron a florecer otras bandas y otros focos de actividad country como Floyd Hodges y los Texas Tornadoes en Fresno, Smiley Maxedom en Tulare, Tommy Hays and the Western Swingers en Bakersfield, el hermano de Bob Billy Jack Wills en Sacramento, donde Bob había comprado el Aragon Ballroom en 1947 y se había trasladado a vivir allí (en los 50 tuvo su propio show de televisión en Los Ángeles).

El bulevar Lankershim en los años 50

El local del Palomino Club ubicado en el 6907 del bulevar Lankershim fue alquilado en 1952 a Amos Emery ‘Pat’ Yeigh of Wyoming, y Bill y Tom Thomas de Indiana (que más tarde compraron el club).

En 1956, cuando Pat Yeigh vendió su participación se había convertido en el club de música country más importante del Valle de San Fernando, con un área de casi 2500 metros cuadrados y, de ellos, más de 400 destinados al baile y fichando a a los artistas más populares del momento. Aquellos que salían por la naciente televisión y por la radio. El club recibió un espaldarazo cuando en 1959 el Riverside Rancho en Silver Lake cerró sus puertas dejando a sus intérpretes libres para actuar en el Palomino.

El Palomino Club era muy famoso porque, además de ser el night club top del momento, era un bar abierto a partir de las 6 de la mañana hasta la tarde cuando los artistas ensayaban y los fans podían seguir los ensayos gratis. A menudo los artistas ofrecían mini conciertos para estos seguidores. Por si fuera poco, tenían acceso libre a los vestuarios y al backstage, por lo que la relación entre los artistas y los fans era muy estrecha y les saludaban, firmaban autógrafos, etc.

Durante los 50 y los 60 la mayoría de los grandes artistas country actuaron allí, especialmente todos los artistas Capitol, que tenía su base en Los Angeles, muchos de los cuales grababan con Ken Nelson, el legendario productor de Capitol. Según Los Ángeles Times el Palomino Club era el club de música country más importante de la costa oeste y por su escenario pasaron artistas como Jerry Lee Lewis (hay diversas grabaciones de estas actuaciones), Buck Owens, Johnny Cash, Patsy Cline, Linda Ronstadt, Hoyt Axton, Willie Nelson y un largo etcétera de artistas country. El Palomino fue votado durante 6 años seguidos como el club número 1 por la Academia de Música Country & Western.

A principios de los años 70 el Palomino comenzó a incluir a artistas de rock & roll o de country rock como los Flying Burrito Brothers, con álbum editado en directo desde el legendario local. Y también fue el origen de Los Eagles.


En 1978 la película Hooper, protagonizada por la pareja de ficción de moda de aquella época Burt Reynolds y Sally Field se grabó allí.



En los años 80, el Palomino Club se convirtió en la sede del “cowpunk” y por su escenario pasaron gente como Rosie Flores, Lone Justice, The Long Riders y el gran Dwight Yoakam. Emmylou Harris solía poner el cartel de “no hay entradas”.

Artistas como Elvis Costello y Neil Young atraían a masas ingentes de fans y muchos artistas subían al escenario sin ser anunciados como artistas invitados. En la noche del 17 de febrero de 1987 subieron George Harrison, John Fogerty, Bob Dylan, Jesse Ed Davis y Taj Mahal para improvisar algunos de sus temas.

Tras el fallecimiento de sus propietarios originales, Billy y Tommy Thomas, el club entró en dificultades económicas para atraer a grandes artistas a un local relativamente pequeño y acabó cerrando en 1995. Hoy el local lo ocupa un horripilante salón de bodas y festejos de nombre francés que sirve comidas continental, rusa, armenia, mexicana y persa. Para echar a correr y no parar hasta Texas.

Afortunadamente para quitarnos el mal sabor de boca tenemos algunos testimonios audiovisuales del Palomino Club en sus últimos años, los de la movida country alternativa y el nuevo tradicionalismo como The Plowboys con Kevin Bamford, que luego ha seguido carrera propia en solitario:



Melba Toast presentaba un curioso Country Music Video Magazine realizado en el año 1990, en plena era del nuevo tradicionalismo, con una edición curiosa y simpática, algo loca, y actuaciones filmadas en el mítico Palomino Club.

Country Music Video Magazine Vol 1- Homenaje a Ricky Nelson (1990)
Melba Toast, Ronnie Mack, Dale Watson, Rosie Flores, Candye Kane y Ray Campi, entre otros.



Country Music Video Magazine Vol 2- Western Night (1990)
Melba Toast, The Cowboy Jubilee con Mark Thornton, Reine River, entre otros.



Country Music Video Magazine Vol 3- Ronnie Mack´s 3º Anniversary (1990)
Melba Toast, Boy Howdy (Jeffrey Steele), Lucinda Williams. BigJay McNeely.



Country Music Video Magazine Vol 3- All-Gal Night At The Barndance (1990)
Melba Toast, Rose Maddox, Jann Browne, Mandy Mercier.



Desgraciadamente el cierre del Palomino Club fue el símbolo de una época que se acababa, la pérdida gradual de la influencia cotidiana de la música country en la escena californiana.

El cierre de la única emisora country de Los Ángeles en 2006 causó conmoción en la comunidad country estadounidense porque era todo un símbolo de lo que podría ocurrir en el país a medio y largo plazo. Luego volvió pero para ser una mera correa de transmisión del pop de Nashville.

Los Ángeles y su área metropolitana tienen una población de más de 17 millones de habitantes. Se trata, por tanto, de la segunda mayor ciudad de Estados Unidos y uno de los motores económicos del estado. Todo un símbolo en el que la población hispana ronda el 40 %... y sigue creciendo, pero una comunidad a la que no se ha sabido atraer a la música country.

Nuevos valores como Sam Outlaw o Buck Ford están ayudando a revitalizar el country californiano, pero mucho nos tememos que su influencia nunca será la misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

4º Salardú Country Rock Festival: 24, 25, 26 y 27 Agosto

Los días 24, 25, 26 y 27 de Agosto se celebra el Salardú Country Rock Festival en la localidad aranesa de Salardú.